Jurisprudencia Iberoamericana
sobre Protección de Datos Personales

  Inicio  -  Busquedas  -  Presentación  -  Ayuda  -  Recortes de prensa 23 de Octubre de 2017  

Idioma
Español
Português
Català
English
 




derechos
habeas data
datos personales
honor
imagen
intimidad
olvido

personas
fallecidas
figuras públicas
niños y adolescentes
personas morales

tipo de datos
ambiente laboral
electorales
historial crediticio
Internet
judiciales
medios
salud
telecomunicaciones
vigilancia

legislación
específica
relacionada
sectorial

doctrina



Países
RedIPD
Europa
las Américas
Andorra
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
Ecuador
el mundo
El Salvador
España
Guatemala
Honduras
México
Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
Portugal
República Dominicana
Uruguay
Venezuela
 
 
Países
 


.
RedIPD [ 29 Noviembre 2002 ] [información judicial]  Carta de derechos de las personas ante la justicia en el ambito judicial Iberoamericano    caché ES 

En la VII Cumbre Iberoamericana de Presidentes de Cortes Supremas y Tribunales Supremos de Justicia realizada en Cancún , México, los días 27-29 de noviembre del año 2002, se dio la aprobación de la Carta de Derechos de las Personas ante la Justicia por considerarse como un derecho fundamental de la población el tener acceso a una justicia independiente, imparcial, transparente, responsable, eficiente, eficaz y equitativa.

Ver: Declaración de Cancún

5. Todas las personas tienen derecho a conocer el contenido y estado de los procesos en los que tenga interés legítimo de acuerdo con lo dispuesto en las leyes procesales. Los interesados tendrán acceso a los documentos, libros, archivos y registros judiciales que no tengan carácter reservado. Las autoridades y funcionarios expondrán por escrito a las personas que lo soliciten los motivos por los que se deniega el acceso a una información de carácter procesal.

8. Todas las personas tienen derecho a que las sentencias y demás resoluciones judiciales se redacten de tal forma que sean comprensibles por sus destinatarios, empleando una sintaxis y estructura sencillas, sin perjuicio de su rigor técnico. Se deberá facilitar especialmente el ejercicio de estos derechos en aquellos procedimientos en los que no sea obligatoria la intervención de abogado.

13. Todas las personas tienen derecho a ser adecuadamente protegidos cuando declare como testigo o colabore de cualquier otra forma con la Administración de Justicia.

a) Se tramitarán con preferencia y máxima celeridad las indemnizaciones económicas que corresponda legalmente percibir a la persona por los desplazamientos para acudir a una actuación judicial.

b) Las dependencias judiciales accesibles al público, tales como zonas de espera, salas de vistas o clínicas médico-forenses, deberán reunir las condiciones y servicios necesarios para asegurar una correcta atención a la persona.

24. La persona que sea víctima tiene derecho a que su comparecencia personal ante un Juzgado o Tribunal tenga lugar de forma adecuada a su dignidad y preservando su intimidad y propia imagen.

a) Se adoptarán las medidas necesarias para que la víctima no coincida con el agresor cuando ambos se encuentren en dependencias judiciales a la espera de la práctica de cualquier actuación procesal.

b) Las autoridades y funcionarios velarán especialmente por la eficacia de este derecho en los supuestos de violencia doméstica o de género, otorgando a las víctimas el amparo que necesiten.

26. La persona que sea víctima tiene derecho a ser protegida frente a la publicidad no deseada sobre su vida privada en toda clase de actuaciones judiciales. Los Jueces y Magistrados velarán por el adecuado ejercicio de este derecho.

30. El niño o el adolescente tiene derecho a que las autoridades y funcionarios judiciales guarden la debida reserva sobre las actuaciones relacionadas con ellos, que en todo caso deberán practicarse de manera que se preserve su intimidad y el derecho a su propia imagen.



CARTA DE DERECHOS DE LAS PERSONAS ANTE LA JUSTICIA EN EL ESPACIO JUDICIAL IBEROAMERICANO 

 

Considerando que es un derecho fundamental de la población tener acceso a una justicia independiente, imparcial, transparente, responsable, eficiente, eficaz y equitativa, 

Considerando que todas las personas tienen derecho a recibir una protección adecuada de los órganos jurisdiccionales al objeto de asegurar que comprendan el significado y trascendencia jurídica de las actuaciones procesales en las que intervengan por cualquier causa, 

Considerando que la dignidad de la persona y los derechos que le son inalienables demandan la institucionalización de principios básicos que protejan a las personas cuando demanden justicia, 

Aprobamos la Carta de Derechos de las Personas ante la Justicia en el Espacio Judicial Iberoamericano que en anexo se incorpora, debiendo dársele la mayor difusión posible. 

 

CARTA DE DERECHOS DE LAS PERSONAS ANTE LA JUSTICIA EN EL ÁMBITO JUDICIAL IBEROAMERICANO 

 

Preámbulo 

 

La preocupación porque las instituciones y poderes públicos puedan actuar de modo más abierto y transparente no puede excluir al Poder Judicial. 

La eficacia de la justicia, sin duda, está vinculada a la accesibilidad, a la información, a la transparencia, e, incluso, a la simple amabilidad en el trato. 

La dignidad de la persona y los derechos que le son inalienables demandan la institucionalización de unos principios básicos que protejan a las personas cuando demanden justicia. 

Todos estos principios pueden ser trasladados al ámbito del Poder Judicial y convertirse en una verdadera declaración de derechos de las personas frente a la Administración de Justicia. 

Y nada mejor que un proyecto tan ambicioso alcance una dimensión internacional, y se plasme en el marco de la VII Cumbre Iberoamericana de Presidentes de Cortes Supremas y Tribunales Supremos de Justicia con el fin de asegurar la unidad y continuidad de los esfuerzos y garantizar el consenso sobre las bases del funcionamiento de este Poder del Estado. 

 

1. La presente carta resulta de aplicación a todas aquellas personas que requieran el servicio de administración de justicia en el ámbito iberoamericano. 

UNA JUSTICIA MODERNA Y ACCESIBLE A TODAS LAS PERSONAS 

Una justicia transparente 

 

2. Todas las personas tienen derecho a recibir información general y actualizada sobre el funcionamiento de los juzgados y tribunales y sobre las características y requisitos genéricos de los distintos procedimientos judiciales. 

 

Se impulsará la creación y dotación material de Oficinas de Atención e Información, asegurando su implantación en todo el territorio nacional. 

La información sobre los horarios de atención al público se situará en un lugar claramente visible en las sedes de los órganos jurisdiccionales. 

 

3. Todas las personas tienen derecho a recibir información transparente sobre el estado, la actividad y los asuntos tramitados y pendientes de todos los órganos jurisdiccionales si así lo solicitan. 

Los Poderes Judiciales canalizarán esta información para facilitar su consulta en el marco de un plan de transparencia. 

 

4. Todas las personas tienen derecho a conocer el contenido actualizado de las leyes de su Estado y de la normativa internacional mediante un sistema electrónico de datos fácilmente accesible. 

5. Todas las personas tienen derecho a conocer el contenido y estado de los procesos en los que tenga interés legítimo de acuerdo con lo dispuesto en las leyes procesales. 

Los interesados tendrán acceso a los documentos, libros, archivos y registros judiciales que no tengan carácter reservado. 

 

Las autoridades y funcionarios expondrán por escrito a las personas que lo soliciten los motivos por los que se deniega el acceso a una información de carácter procesal. 

 

Una justicia comprensible 

 

6. Todas las personas tienen derecho a que los actos de comunicación contengan términos sencillos y comprensibles, evitándose el uso de elementos intimidatorios innecesarios. 

7. Todas las personas tienen derecho a que en las vistas y comparecencias se utilice un lenguaje que, respetando las exigencias técnicas necesarias, resulte comprensible para todos los que no sean especialistas en derecho. 

Los Jueces y Magistrados que dirijan los actos procesales velarán por la salvaguardia de este derecho. 

 

8. 

Todas las personas tienen derecho a que las sentencias y demás resoluciones 

judiciales se redacten de tal forma que sean comprensibles por sus 

destinatarios, empleando una sintaxis y estructura sencillas, sin perjuicio de 

su rigor técnico. 

 

 

 

 

Se deberá facilitar especialmente el ejercicio de estos derechos en aquellos 

procedimientos en los que no sea obligatoria la intervención de abogado. 

 

9. 

Todas las personas tienen derecho a disponer gratuitamente de los formularios 

necesarios para el ejercicio de sus derechos ante los tribunales 

cuando no sea preceptiva la intervención de abogado. 

Una justicia atenta con todas las personas 

 

10. Todas las personas tienen derecho a ser atendidas, dentro del plazo adecuado, 

de forma respetuosa y adaptada a sus circunstancias psicológicas, sociales 

y culturales. 

11. Todas las personas tienen derecho a exigir que las actuaciones judiciales 

en las que resulte obligatoria su comparecencia se celebren con la máxima 

puntualidad. 

a) 

El Juez o el Funcionario Judicial competente deberá informar a todas 

las personas sobre las razones del retraso o de la suspensión de cualquier 

actuación procesal a la que estuviera convocado. 

 

b) 

La suspensión se comunicará a la persona, salvo causa de fuerza mayor, 

con antelación suficiente para evitar su desplazamiento. 

 

12. Todas las personas tienen derecho a que su comparecencia personal ante un 

órgano de la Administración de Justicia resulte lo menos gravosa posible. 

a) 

La comparecencia de las personas ante los órganos jurisdiccionales 

solamente podrá ser exigida cuando sea estrictamente indispensable 

conforme a la Ley. 

 

b) 

Se procurará siempre concentrar en un solo día las distintas actuaciones 

que exijan la comparecencia de una persona ante un mismo órgano 

judicial. 

 

c) 

Se tramitarán con preferencia y máxima celeridad las indemnizaciones 

económicas que corresponda legalmente percibir a la persona por los 

desplazamientos para acudir a una actuación judicial. 

 

d) 

Las dependencias judiciales accesibles al público, tales como zonas de 

espera, salas de vistas o clínicas médico-forenses, deberán reunir las 

condiciones y servicios necesarios para asegurar una correcta atención 

a la persona. 

 

13. Todas las personas tienen derecho a ser adecuadamente protegidas cuando 

declaren como testigos o colaboren de cualquier otra forma con la Administración 

de Justicia. 

 

a) 

Se tramitarán con preferencia y máxima celeridad las indemnizaciones 

económicas que corresponda legalmente percibir a la persona por los 

desplazamientos para acudir a una actuación judicial. 

 

b) 

Las dependencias judiciales accesibles al público, tales como zonas de 

espera, salas de vistas o clínicas médico-forenses, deberán reunir las 

condiciones y servicios necesarios para asegurar una correcta atención 

a la persona. 

 

14. Todas las personas tienen derecho a conocer la identidad y categoría de la 

autoridad o funcionario que le atienda, salvo cuando esté justificado por 

razones de seguridad en causas criminales. 

a) 

Los datos figurarán en un lugar fácilmente visible del puesto de trabajo. 

 

b) 

Quien responda por teléfono o quien realice una comunicación por vía 

telemática deberá en todo caso identificarse ante la persona. 

 

15. Todas las personas tienen derecho a ser atendidos personalmente en el 

órgano y oficinas judiciales respecto a cualquier incidencia relacionada con 

el funcionamiento de dicho órgano en la forma establecida legalmente. 

Las declaraciones y testimonios, los juicios y vistas, así como las comparecencias 

que tengan por objeto oír a las partes antes de dictar una resolución, 

se celebrarán siempre con presencia de Juez o Tribunal de acuerdo 

con lo previsto en las leyes. 

 

16. Todas las personas tienen derecho a ser atendidas en el horario de funcionamiento 

previsto. 

17. En el caso de que existan varias lenguas todas las personas tienen derecho 

a utilizar con la Administración de Justicia del territorio de su comunidad 

la lengua oficial que escojan, y a ser atendidas en los términos establecidos 

por la legislación interna del Estado. 

Una justicia responsable ante el ciudadano 

 

18. Todas las personas tienen derecho a formular reclamaciones, quejas y sugerencias 

relativas al incorrecto funcionamiento de la Administración de 

Justicia, así como a recibir respuesta a las mismas con la mayor celeridad y, 

en todo caso, dentro del plazo que legalmente se establezca. 

Se implantarán sistemas para posibilitar las quejas y sugerencias de las personas 

sobre el funcionamiento de los órganos judiciales. Se implantarán 

sistemas para garantizar el ejercicio de este derecho por vía telemática. 

 

La persona tiene derecho a conocer el procedimiento mediante el cual será 

tratada su sugerencia o queja. 

 

En todas las dependencias de la Administración de Justicia estarán a disposición 

de todas las personas, en lugar visible y suficientemente indicado, los 

formularios necesarios para ejercer este derecho. 

 

19. Todas las personas tienen derecho de acuerdo con arreglo a la normativa 

interna a exigir responsabilidades por error judicial o por el funcionamiento 

anormal de la Administración de Justicia. 

Las reclamaciones indemnizatorias se tramitarán con preferencia y celeridad. 

 

Una justicia ágil y tecnológicamente avanzada 

 

20. Todas las personas tienen derecho a una tramitación ágil de los asuntos que 

le afecten, que deberán resolverse dentro del plazo legal y a conocer, en su 

caso, el motivo concreto del retraso. 

Las autoridades judiciales competentes elaborarán un programa de previsiones 

con la duración debida de los distintos procedimientos en todos los 

órdenes jurisdiccionales, al cual se dará una amplia difusión pública. 

 

21. Todas las personas tienen derecho a que no se le exija la aportación de documentos 

que obren en poder de las Administraciones Públicas, salvo que 

las leyes procesales expresamente lo requieran. 

22. Todas las personas tienen derecho a comunicarse con los órganos jurisdiccionales 

a través del correo electrónico, videoconferencia y otros medios 

telemáticos con arreglo a lo dispuesto en las leyes procesales. 

a) 

Los poderes públicos impulsarán el empleo y aplicación de estos medios 

en el desarrollo de la actividad de los órganos jurisdiccionales así 

como en las relaciones de ésta con todas las personas. 

 

b) 

Los documentos emitidos por los órganos jurisdiccionales y por los 

particulares a través de medios electrónicos y telemáticos, en soportes 

de cualquier naturaleza, tendrán plena validez y eficacia siempre que 

quede acreditada su integridad y autenticidad de conformidad con los 

requisitos exigidos en las leyes. 

 

Una justicia que protege a los más débiles 

 

Protección de las víctimas 

 

23. La persona que sea víctima tiene derecho a ser informada con claridad sobre 

su intervención en el proceso penal, las posibilidades de obtener la 

reparación del daño sufrido, así como sobre el curso del proceso. 

 

a) 

Se asegurará que la víctima tenga un conocimiento efectivo de aquellas 

resoluciones que afecten a su seguridad, sobre todo en los casos de 

violencia dentro de la familia. 

 

b) 

Se crearán Oficinas de Atención a las víctimas y donde existan se ampliarán 

sus funciones buscando un servicio integral a la persona afectada 

por el delito, asegurando que presten servicio en todo el territorio 

nacional. 

 

24. La persona que sea víctima tiene derecho a que su comparecencia personal 

ante un Juzgado o Tribunal tenga lugar de forma adecuada a su dignidad y 

preservando su intimidad y propia imagen. 

a) 

Se adoptarán las medidas necesarias para que la víctima no coincida 

con el agresor cuando ambos se encuentren en dependencias judiciales 

a la espera de la práctica de cualquier actuación procesal. 

 

b) 

Las autoridades y funcionarios velarán especialmente por la eficacia 

de este derecho en los supuestos de violencia doméstica o de género, 

otorgando a las víctimas el amparo que necesiten. 

 

25. La persona que sea víctima tiene derecho a ser protegida de forma inmediata 

y efectiva por los Juzgados y Tribunales, especialmente frente al que 

ejerce violencia física o psíquica en el ámbito familiar. 

Se facilitará el uso de aquellos medios técnicos que resulten necesarios 

para la debida protección de la víctima, tales como los instrumentos 

de localización de personas, los mecanismos de teleasistencia y otros 

similares. 

 

26. La persona que sea víctima tiene derecho a ser protegida frente a la publicidad 

no deseada sobre su vida privada en toda clase de actuaciones 

judiciales. 

Los Jueces y Magistrados velarán por el adecuado 

ejercicio de este derecho 

 

Protección de los integrantes de las poblaciones indígenas 

 

27. Los Poderes Judiciales promoverán las condiciones precisas para que la 

población indígena de los distintos Estados puedan acceder a los órganos 

jurisdiccionales con plenitud de derechos. A tal fin se establecerán los mecanismos 

precisos para la utilización de la lengua propia y todos aquellos 

otros que posibiliten la efectiva comprensión del sentido y significado de 

las actuaciones judiciales. 

 

Los poderes judiciales se asegurarán en que el trato que reciban los integrantes 

de las poblaciones indígenas de los órganos jurisdiccionales, sea 

respetuoso con su dignidad y tradiciones culturales. 

 

Los sistemas de Justicia podrán integrar mecanismos de resolución de 

conflictos de acuerdo con el Derecho Consuetudinario de las poblaciones 

indígenas. 

 

Protección del niño o el adolescente 

 

28. El niño o el adolescente tiene derecho a que su comparecencia ante los órganos 

judiciales tenga lugar de forma adecuada a su situación y desarrollo 

evolutivo. 

a) 

Para el cumplimiento de este derecho podrán utilizarse elementos técnicos 

tales como circuitos cerrados de televisión, videoconferencia o 

similares. 

 

b) 

Se procurará evitar la reiteración de las comparecencias del niño o del 

adolescente ante los órganos judiciales. 

 

29. El niño o el adolescente que tuviere suficiente juicio tiene derecho a ser 

oído en todo proceso judicial en que esté directamente implicado y que 

conduzca a una decisión que afecte a su esfera personal, familiar o social, 

así como a que las distintas actuaciones judiciales se practiquen en condiciones 

que garanticen la comprensión de su contenido. 

 

Los Poderes Judiciales velarán por la efectividad de este derecho, prestando 

al niño o al adolescente la asistencia que necesite. 

 

30. El niño o el adolescente tiene derecho a que las autoridades y funcionarios 

judiciales guarden la debida reserva sobre las actuaciones relacionadas con 

él, que en todo caso deberán practicarse de manera que se preserve su intimidad 

y el derecho a su propia imagen. 

Protección de las personas con discapacidades 

 

31. La persona afectada por cualquier tipo de discapacidad sensorial, física o 

psíquica, podrá ejercitar con plenitud los derechos reconocidos en esta Carta 

y en las leyes procesales. 

a) 

Solamente deberá comparecer ante el órgano judicial cuando resulte 

estrictamente necesario conforme a la Ley. 

 

b) 

Los edificios judiciales deberán estar provistos de aquellos servicios auxiliares 

que faciliten el acceso y la estancia en los mismos. 

 

 

32. Aquellas personas cuya discapacidad les impida ver, oír o hablar tienen 

derecho a la utilización de un intérprete de signos o de aquellos medios 

tecnológicos que permitan tanto obtener de forma comprensible la información 

solicitada, como la práctica adecuada de los actos de comunicación 

y otras actuaciones procesales en las que participen. 

a) 

Se promoverá el uso de medios técnicos tales como videotextos, teléfonos 

de texto, sistema de traducción de documentos a braille, grabación 

sonora o similares. 

 

b) 

Se comprobará con especial cuidado que el acto de comunicación ha 

llegado a conocimiento efectivo de su destinatario y, en su caso, se 

procederá a la lectura en voz alta del contenido del acto. 

 

33. Se garantizará el uso de intérprete cuando el extranjero que no conozca la 

lengua o lenguas oficiales ni, en su caso, la lengua oficial propia de la comunidad, 

hubiese de ser interrogado o prestar alguna declaración, o cuando 

fuere preciso darle a conocer personalmente alguna resolución. 

34. Todos los extranjeros tienen derecho a recibir una protección adecuada 

de los órganos jurisdiccionales al objeto de asegurar que comprendan el 

significado y trascendencia jurídica de las actuaciones procesales en las que 

intervengan por cualquier causa. 

Los Jueces y Tribunales velarán en todo momento por el cumplimiento de 

este derecho. 

 

Eficacia de la carta de derechos 

 

35. Todas las personas tienen interés en la efectividad de los derechos que se 

reconocen en esta Carta. Las partes que suscriben este documento promoverán 

la adopción de las disposiciones legales necesarias y la provisión de 

medios suficientes para garantizar su cumplimiento. 

36. Las Secretarías Pro Tempore y Permanente de la Cumbre llevarán a cabo 

un seguimiento y evaluación permanente del desarrollo y cumplimiento de 

esta Carta, que será objeto de tratamiento en las correspondientes reuniones 

preparatorias que se lleven a efecto, sin perjuicio del derecho de cada 

país a instar y sugerir propuestas relativas a la labor de seguimiento. 



Sitio patrocinado por 

IIJUSTICIA

un miembro del Movimiento de Libre Acceso al Derecho